Como hablábamos en nuestra última publicación, la preferencia en la elección de panel fenólico como material de revestimiento está al alza en América Latina, mas específicamente países como México, Perú, Colombia, Panamá están apostando por las nuevas tendencias en arquitectura y comienzan a realizar sistemas de fachada ventilada en las edificaciones tanto nuevas como edificios renovados.

Las ventajas de la fachada ventilada con panel fenólico son muchas como para pasarlas por alto:

La reducción del gasto en energía eléctrica de las construcciones debido a sus propiedades aislantes (termico y acústico) así como su casi nulo mantenimiento, gran resistencia al medio ambiente y larga duración entre otros.

Otra razón por la que los arquitectos y constructoras de America Latina están eligiendo este tipo de recubrimiento fenólico es el desempeño de este tipo de fachadas ligeras en climas tropicales. Es bien sabido que el panel fenólico HPL de la marca Fundermax, por ejemplo es empleado con éxito para recubrir instalaciones en la costa, donde se requiere un material para fachada contra salitre y que resista tormentas e incluso huracanes.

Ejemplo de fachada con panel laminado fenólico Fundermax
Ejemplo de fachada con panel laminado fenólico Fundermax

Al instalar una fachada ventilada con panel laminado fenólico

Antes que nada, se debe tomar en cuenta que solamente un equipo capacitado en la instalación de fachadas ventiladas u otro tipo de sistemas para fachadas tipo europeas debe ser el encargado de llevar a cabo la tarea de instalar la fachada, previo diseño de la sub estructura (la cual debe ser de materiales y diseño especiales dependiendo del material a utilizar en la fachada) generalmente se utilizan sub estructuras formadas por perfiles de aluminio, con algunos componentes de acero inoxidable, como son los anclajes y algunos clips.

Generalmente, también se utilizan sistemas químicos de fijación especializados para este tipo de paneles laminados a alta presión, como es el caso del sistema PanelTack de Bostik